Entrevista con Tom Crotty, Vicepresidente de Plastics Europe y Presidente de la UK Chemical Industries Association

26 març 2019

CHEMICAL NEWS

Tom Crotty es vicepresidente de Plastics Europe y director de la compañía INEOS, con especial responsabilidad en los campos de comunicación y desarrollo de negocio en nuevos territorios. Además, es presidente de la Chemical Industries Association que representa a las compañías químicas y farmacéuticas del Reino Unido.

"En dos o tres años veremos un avance tecnológico disruptivo que permitirá dar un gran salto hacia la economía circular"

Tom Crotty es vicepresidente de Plastics Europe y director de la compañía INEOS, con especial responsabilidad en los campos de comunicación y desarrollo de negocio en nuevos territorios. Además, es presidente de la Chemical Industries Association que representa a las compañías químicas y farmacéuticas del Reino Unido. En esta entrevista comenta las principales dificultades de la industria para avanzar hacia la economía circular, si bien manifiesta un gran optimismo respecto a una revolución tecnológica que podría acelerar el proceso, en su opinión, más pronto de lo que a priori cabría esperar.

 

Desde que Plastics Europe hizo pública su iniciativa Plastics 2030 de compromiso voluntario para conseguir la plena circularidad y la eficiencia en el uso de los recursos, ¿qué resultados se han obtenido hasta el momento?

Todavía es pronto para hablar de resultados, pero lo que sí puedo afirmar es que hemos tenido en este tiempo muchos nuevos adherentes a este compromiso voluntario. La actividad en este sentido ha sido realmente importante. De todas formas, querría destacar la buena marcha de Operation Clean Sweep®  que, como es sabido, es el programa de la industria del plástico destinado a la reducción de la pérdida de pellets en los procesos de producción, logística y transporte de los plásticos. Aquí se han producido avances notables porque ha habido un compromiso masivo de las compañías con los objetivos del programa que se ha traducido en inversiones al respecto.

¿En su opinión cual sería el obstáculo principal que tiene la industria para avanzar hacia la circularidad?

Creo que la principal dificultad en este momento es cómo encontrar la manera de establecer un gran partenariado de colaboración en toda la cadena de valor, porque nadie en esta cadena puede controlarlo todo. Están los productores, los transformadores, los recicladores, los gobiernos que diseñan los sistemas de gestión de residuos, etc. Y todos estos actores deberían trabajar en una dirección en un gran objetivo común. Este es el trabajo que nos queda por hacer en el sector: conseguir una auténtica dinámica conjunta como si fuéramos un solo equipo. Porque lo que está claro es que ningún colectivo por separado podrá llegar a establecer una economía circular.

¿En qué cree más para conseguir los objetivos que Plastics Europe se plantea, en la política o en la tecnología?

Creo que ambos son igual de necesarios. Si miramos la situación actual respecto a hace unos años, existe una voluntad política para llevar a cabo lo que es necesario y para emprender acciones concretas. Por esta parte, vamos bien. En cambio el "paria", si me permite la expresión, es la tecnología. Tenemos todavía algunos problemas en este terreno. El reciclaje del plástico llega solo a un 40% debido a las limitaciones del reciclaje mecánico y a aspectos menos conocidos a nivel general, como el hecho que no podemos poner plásticos reciclados en contacto con alimentos. Solo podemos romper estas limitaciones con tecnología, y más específicamente, con un reciclaje químico adecuado. Tenemos que ser capaces de devolver los materiales a sus partes constitutivas para construir nuevos materiales y así lograr un plástico perfecto a partir de lo que ahora llamamos "residuos de plástico". Y, conscientes de todo ello, esta es la tecnología en que la mayor parte de compañías están trabajando intensamente.

Tom Crotty

¿Se atreve a pronosticar cuando se producirá una noticia de impacto en este terreno?

Pienso que en los próximos dos o tres años se producirá un avance realmente disruptivo en este terreno científico que repercutirá en la industria. Este será el gran cambio, el que permitirá por fin dar un gran salto para "cerrar el círculo"

¿Qué le hace ser tan optimista al respecto?

Estoy seguro de ello, primero por la cantidad de inversión que se está llevando a cabo en este objetivo y segundo, pero no menos importante, porque hay un compromiso, una voluntad de conseguirlo. Si usted se fija en nuestra industria, especialmente en los productores de plásticos, se dará cuenta de que en realidad no tendríamos porque usar petróleo y gas para nuestra producción: podemos usar plástico para hacer más plástico. Esta es la solución última que contemplamos porque el plástico lo permite, pero ahí está el reto tecnológico que comentaba.

¿No cree que en Europa a veces hay demasiado autosatisfacción con nuestros logros? ¿Deberíamos prestar más atención a lo que ocurre en otras regiones del mundo?

Creo que es absolutamente esencial ver y escuchar otras experiencias de otros contextos. Esa es una de las razones por las que contribuimos a la creación del World Plastics Council hace unos 5 años, porque es una forma de que muchos más países en todo el mundo se comprometan también en la línea de trabajo en la que Europa ya está avanzado. No podemos obviar el hecho de que el nivel de desarrollo no es el mismo en todas partes. Es verdad que en Asia y África no hay suficiente control de una gran cantidad de residuos, que acaban en los océanos, pero no es menos cierto que muchos de estos residuos han sido importados desde los países occidentales. Por tanto necesitamos una solución global que no puede basarse en visiones simplistas porque la cuestión es compleja. Aunque en Europa avancemos con nuestros objetivos, no es suficiente: las soluciones regionales no funcionan si consideramos el problema en su auténtica dimensión.

Hemos hablado del mundo de las empresas pero ¿cuál es el reto desde el punto de vista de la ciudadanía?

Creo que en la parte social uno de los grandes retos es cambiar la actitud porque un problema que se da en todos los países, más allá de su grado de desarrollo, es el littering. Desgraciadamente, las conductas de desechar los plásticos directamente en el medio ambiente persisten por doquier. Tenemos hacer comprender a las personas que el littering es un comportamiento social inaceptable, que el plástico tiene valor. Estoy convencido que, cuando seamos capaces de ofrecer un sistema circular de gestión realmente operativo, la gente comprenderá realmente que tirar plástico es una locura.

 

FOTOS: ALBERT PUNSOLA

Inscrigui's a la newsletter
Aquest camp és obligatori.
Aquest camp és obligatori.

CHEMICAL NEWS

Plásticos y medio ambiente: problemas y soluciones

Llegir-ne més >>

CHEMICAL NEWS

Rechazo de los transformadores de plástico a los presupuestos de la Comisión Europea

Llegir més >>

CHEMICAL NEWS

Entrevista con AMAPLAST

Llegir-ne més >>