Steve Russell, vicepresidente de la división de plásticos del American Chemistry Council: "La expansión de la industria del plástico en Estados Unidos en este momento no tiene precedentes"

06 juny 2019

CHEMICAL NEWS

Como Vicepresidente del Departamento de Plásticos del Consejo Americano de Química, Steve Russell es responsable de promover los beneficios e innovaciones de los plásticos para los consumidores, los responsables de las políticas y en los mercados clave de uso final.

Como Vicepresidente del Departamento de Plásticos del Consejo Americano de Química, Steve Russell es responsable de promover los beneficios e innovaciones de los plásticos para los consumidores, los responsables de las políticas y en los mercados clave de uso final. Trabajando con los CEO y los ejecutivos de las compañías miembros del ACC, lidera el desarrollo e implementación de programas proactivos y asociaciones para promover soluciones sostenibles.

Sr. Russell, ¿podría explicar a nuestros lectores qué es el American Chemistry Council y cuáles son sus objetivos?

ACC es una asociación comercial que representa a las empresas estadounidenses en el negocio de fabricación de productos químicos y plásticos. La división de plásticos de ACC, que yo dirijo, es una organización subsidiaria financiada por las empresas que fabrican resina plástica en los Estados Unidos.

¿Cuáles son las principales diferencias entre el sector de los plásticos en Europa y en los Estados Unidos?

En general, los Estados Unidos, y de hecho la manufactura norteamericana, se orientan un poco más hacia las poliolefinas de los productos básicos y Europa hacia las resinas de ingeniería. Esa es una diferencia. La industria de plásticos de Estados Unidos se encuentra en este momento en un crecimiento impulsado por la disponibilidad de recursos competitivos y materias primas para plásticos en general y poliolefinas en particular. La expansión que se está experimentando en el país no tiene precedentes. También viene impulsada por oportunidades clave procedentes de los mercados tanto de los Estados Unidos y como del extranjero.

¿Podría comentar algunas cifras para entender la dimensión de este crecimiento?

La industria química y plástica de los Estados Unidos en este momento está invirtiendo más de 200 mil millones de dólares en nuevas infraestructuras para construir instalaciones y plantas. Cerca de 65 a 70 mil millones de dólares son directamente para la fabricación de resina plástica. De este esfuerzo obtenemos ganancias directas e indirectas en el empleo. Este impulso también es útil para la balanza comercial del país.

¿Cómo es de importante la inversión extranjera en este momento?

Un gran porcentaje de los 200 mil millones de dólares es inversión extranjera directa y, para mí, demuestra la fuerza y las capacidades del sector en Estados Unidos y esto es reconocido por productores de todo el mundo.

¿Cree que en los últimos años el público estadounidense ha cambiado su opinión sobre los plásticos en el sentido de ver a esta industria como más amigable con el medio ambiente o no?

Si la sociedad ha olvidado en algún momento los beneficios y valores del plástico, nos corresponde a nosotros recordarles a los consumidores cuales son esos beneficios y valores, así como demostrar que la industria es responsable de que, una vez que los plásticos se hayan usado, se reutilizarán y reciclarán.

Los beneficios de los plásticos son muchos: desde la protección del contenido a través del embalaje hasta la conservación de la vida útil de los alimentos. También son esenciales en la entrega de dispositivos médicos y otros elementos que mejoran nuestra calidad de vida.

La conciencia del consumidor sobre los beneficios de los plásticos es algo en lo que trabajamos y tratamos de mejorarlo continuamente. Al mismo tiempo, los consumidores son muy conscientes de las consecuencias de la mala gestión de los plásticos gracias a los informes de los medios de comunicación, que suelen ir acompañados de historias convincentes sobre el fracaso de los sistemas de gestión de residuos. Eso nos hace pensar en la importancia de abordar las preguntas apropiadas sobre lo que la industria y la sociedad están haciendo en este campo. La buena noticia es que tenemos una buena historia que contar.

¿Cuál es esta historia?

Que nosotros, la industria, ya estamos comprometidos en brindar soluciones y estamos muy orgullosos de ser parte de ese compromiso.

¿Qué desafíos específicos tiene la industria en este escenario?

Los consumidores quieren saber, primero, que los fabricantes de plásticos entienden el problema y, después, qué van a hacer al respecto, además de lo que ya hemos hecho hasta ahora, por supuesto. Primero, tenemos que reconocer el problema. Segundo, tenemos que hacer algo para tratarlo y, por último, pero no menos importante, tenemos que ser transparentes sobre las acciones que realizamos. Creo que la transparencia es muy importante. Todo esto incluye establecer metas y ambiciones e informar sobre nuestro progreso.

¿Cuál es su opinión sobre la estrategia europea de plásticos aprobada por la Unión Europea y, en general, sobre el enfoque europeo de los temas y debates en relación con los plásticos? ¿Cómo es el enfoque estadounidense?

Por supuesto, en los Estados Unidos tenemos un enfoque diferente que se expresa en un sector privado excepcionalmente comprometido, que pretende incorporar más materiales reciclables en los productos o desarrollar más productos reciclables en los envases. Los productores de plásticos en los Estados Unidos, sin la intervención de los reguladores, han propuesto voluntariamente objetivos que son equivalentes a los establecidos por Plastics Europe, sobre la reutilización, reciclaje y recuperación de los plásticos para 2030.

¿Diría que estamos experimentando una alineación global lenta pero firme en este ámbito?

Sí, vemos una alineación global para cumplir con determinadas expectativas. Nuestros colegas canadienses están adoptando objetivos casi idénticos también. Desde el lado del productor de plásticos, se puede ver ahora una actitud muy proactiva en todas partes, incluso en ausencia de reguladores.

¿También ocurre en la circularidad?

economía circular en el sector plástico. Pienso que las diferencias están realmente en cuestiones periféricas y no en el objetivo central. El impulso hacia una mejor circularidad a veces se hace a expensas de mantener otras discusiones realmente necesarias sobre el papel de los plásticos en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero o en el logro de la eficiencia de los recursos. Esperamos que los debates sobre la mejora de la circularidad también puedan encontrar un espacio para un diálogo paralelo sobre los impactos desatendidos en otros ámbitos ambientales importantes.

Quiere decir que la circularidad no se puede construir pasando por encima de otros debates.

Exactamente. La Comisión y otras personas avanzan hacia la implementación de las directivas y esa implementación debe ocurrir en un contexto de comprensión en una perspectiva ambiental más amplia, que incluya temas como las emisiones de gases de efecto invernadero, el uso del agua y el suelo, etc.

¿Cree que la industria del plástico está mejor posicionada que otras para iniciar una transición a la economía circular?

La industria del plástico fue uno de los primeras en adoptar la evaluación del ciclo de vida. Durante años, hemos generado una cantidad de datos para comprender las características de nuestros productos y cómo pueden contribuir a la sostenibilidad. Por tanto, estoy muy orgulloso de la industria y creo que estamos completamente preparados para participar en discusiones sobre cómo llegar mejor a la circularidad. Tenemos la experiencia técnica y esperamos un diálogo sólido en este campo.

¿Cómo valora la decisión que tomó China el año pasado de prohibir las importaciones de ciertos tipos de residuos sólidos para tratarlos en el país?

La decisión de China y las decisiones de otros países de no aceptar plásticos usados como recurso han tenido efectos en el sector del reciclaje en esos países, pero al mismo tiempo esto abre oportunidades para nuevas empresas de reciclaje, en particular de plásticos mixtos. Parte de la nueva inversión que está teniendo lugar en Norteamérica proviene de empresas chinas que ahora han quedado desplazadas de ese negocio. Pero, a pesar de lo que se puede leer en los medios de comunicación, creemos que se abre un futuro sólido para el reciclaje de plásticos y que las dificultades que puedan experimentarse ahora serán a corto plazo.

Inscrigui's a la newsletter
Aquest camp és obligatori.
Aquest camp és obligatori.

CHEMICAL NEWS

Plásticos y medio ambiente: problemas y soluciones

Llegir-ne més >>

CHEMICAL NEWS

Rechazo de los transformadores de plástico a los presupuestos de la Comisión Europea

Llegir més >>

CHEMICAL NEWS

Entrevista con AMAPLAST

Llegir-ne més >>