Rosa Menéndez: "La investigación en química es muy potente en el CSIC"

24 octubre 2018

CHEMICAL NEWS

Rosa Menéndez es la presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), doctora en Química y especializada en materiales de carbono. Ha participado en más de 30 proyectos de investigación.

Rosa Menéndez es la presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), doctora en Química y especializada en materiales de carbono. Ha participado en más de 30 proyectos de investigación, ha publicado más de 200 artículos en revistas de alto impacto y es autora de una decena de patentes. Con ella repasamos la situación de la investigación y la industria química en España a día de hoy.

¿Cuál es la situación actual de la investigación en química en España?

La industria química española creció durante la crisis y aumentó su contribución al PIB por encima del 12%, convirtiéndose así en el segundo sector industrial que más valor añadido aporta a nuestro país, solo por detrás de la alimentación. Durante estos años la capacidad de penetración en mercados internacionales ha sido la clave para mantener la actividad productiva. El futuro del sector químico se halla en su capacidad de innovación y de responder adecuadamente a necesidades esenciales de la actividad productiva en sectores de gran relevancia como la salud, la alimentación o la disponibilidad de energía y agua, así como en sectores más avanzados, como la ingeniería, el transporte, la edificación o las telecomunicaciones.

¿Qué importancia tiene la química en el conjunto del CSIC?

El CSIC cuenta con un área específica dirigida a la investigación en Ciencias y Tecnologías Químicas, con un total de 12 centros, 9 de ellos propios y 3 mixtos. A esto hay que añadir grupos de investigación de institutos del CSIC pertenecientes a otras áreas científico-tecnológicas. Respecto a la producción en 2016, se publicaron un total de 1.442 artículos en revistas de alto impacto y 7 libros, se defendieron 117 tesis doctorales y se solicitaron 24 patentes prioritarias, siendo la segunda área con más patentes en el CSIC. Asimismo, las colaboraciones con empresas se plasmaron con la firma de 657 contratos y convenios, por un total de 4,1 M€. En definitiva, a tenor de los datos, se puede concluir que la investigación en química es muy potente en el CSIC.

¿En qué campos podemos esperar avances importantes en un futuro cercano?

Algunos campos en los que se espera una aportación importante de I+D de la química en los próximos años son la fabricación de nuevos materiales con propiedades específicas y con mejores prestaciones que puedan revolucionar sectores como el aeroespacial, o el sector biomédico. También la preparación de materiales ultraestables con muy buenas prestaciones en condiciones críticas con una gran aplicabilidad en la industria aeronáutica. En el CSIC hemos desarrollado nanocompuestos de aluminosilicato de litio y carburo de silicio que presentan una nula dilatación térmica en un rango de temperaturas entre -150ºC y 150ºC. Están protegidos mediante patentes concedidas en Europa y EE.UU. y esperamos que tengan un impacto relevante en el sector aeroespacial. También hemos desarrollado recubrimientos nanoestructurados para el sector biomédico que mejoran y facilitan la implantación de prótesis.

En el sector de los plásticos también se esperan importantes avances relacionados con el desarrollo de biodegradables y en materiales procedentes de fuentes renovables. Los materiales para almacenamiento y conversión de energía, como es el caso de las baterías de nueva generación, materiales avanzados para placas fotovoltaicas y pilas de combustible tienen también un futuro muy prometedor.

Por último, el desarrollo de la química sostenible va a tener una repercusión importante en los países desarrollados debido a las cada vez más estrictas regulaciones europeas, que conducen a la necesidad de usar los residuos químicos como materiales de partida. Dentro de esta tendencia, la valorización de CO2 tras su captura está siendo objeto de amplio estudio. Se plantea su utilización en la síntesis de productos de alto valor añadido como productos farmacéuticos, polímeros o materiales para construcción, la producción de combustibles como metano, metanol o gas de síntesis, o su uso como solvente (CO2 supercrítico) en procesos de purificación y conservación en la industria alimentaria.

¿Cómo valora la transferencia de todos estos resultados de la investigación a la industria?

La transferencia de los resultados de investigación de un organismo público de investigación como el CSIC a la industria se realiza mediante acuerdos de licencia en los que la empresa adquiere los derechos de explotación, en muchos casos en exclusiva, con dos condiciones: que desarrolle e implemente la tecnología, para asegurar que una tecnología desarrollada con fondos públicos llegue al mercado y beneficie a la sociedad, y una contraprestación económica que posibilite continuar el desarrollo de la línea de investigación en cuestión. En el área de la química, el CSIC ha licenciado un total de 106 tecnologías en los últimos 8 años, para su explotación y puesta en el mercado, lo que supone el 16% del total de las tecnologías transferidas por el CSIC. Cabe destacar la influencia que los catalizadores diseñados en el CSIC están teniendo en la industria petroquímica, y la constitución de nuevas empresas de base tecnológica (EBTs) para la fabricación y comercialización de grafeno y de otros materiales altamente innovadores.

¿Cómo podría mejorar esta relación entre laboratorio y mercado

Tiene que haber un acercamiento entre los organismos públicos de investigación (OPIs) y universidades y la empresa privada para que la investigación pública proponga soluciones concretas a problemas y limitaciones del sector productivo. Los OPIs tienen que potenciar sus oficinas de transferencia de tecnología para responder a las demandas tecnológicas del mercado. Las empresas deben de acercarse al mundo académico e invertir en proyectos de valorización de tecnologías que posibiliten la innovación en la propia empresa. La incorporación reciente del CSIC en la Plataforma Tecnológica de Química Sostenible-SusChem España puede contribuir a este acercamiento. El CSIC apoya la constitución y participación de los grupos de investigación en este tipo consorcios y fomenta un diálogo continuado con la industria en un ambiente de confianza mutua.

Inscríbase a la newsletter
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.

CHEMICAL NEWS

Plásticos y medio ambiente: problemas y soluciones

Leer más >>

CHEMICAL NEWS

Rechazo de los transformadores de plástico a los presupuestos de la Comisión Europea

Leer más >>

CHEMICAL NEWS

Entrevista Amaplast

Leer más >>