Doctor Eduardo J. García-Suárez, Investigador senior en Tecnalia Research & Innovation:
"La IBMC, debido a su naturaleza renovable y biodegradable, es una respuesta a la creciente demanda de preservación del medio ambiente"

11 diciembre 2018

CHEMICAL NEWS
IBMC

Doctor en Catálisis Homogénea y Licenciado en Ciencias Químicas. Eduardo J. García -Suárez Ha desarrollado su carrera científica en centro de investigación de referencia en distintos países de la UE (Italia, Francia, Dinamarca, España) en el ámbito de la catálisis homogénea y heterogénea, así como en la heterogenización de sistemas homogéneos mediante el uso de líquidos iónicos. Es autor de 34 artículos ISI, 2 capítulos de libro y coautor en 3 patentes. Ha codirigido 3 Tesis Doctorales y otras 3 en curso. Desde octubre de 2017 ha entrado a formar parte de la plataforma de Química Sostenible de TECNALIA Research&Innovation a través de un contrato de investigación IKERBASQUE como Research Fellow, financiado por el Gobierno Vasco. En esa entrevista, el doctor García-Suárez nos explica las ventajas de un compuesto innovador: el IBMC.

¿Qué es IBMC y cuáles serían los principales ámbitos de aplicación?

La isosorbida bis (metil carbonato) (IBMC) es un bio-producto innovador sin ningún equivalente de procedencia fósil. La IBMC, debido a su naturaleza renovable y biodegradable, es una respuesta a la creciente demanda social relacionada con la preservación del medio ambiente, además presentar una importante proyección de mercado. Se obtiene a partir de la isosorbida proveniente de la glucosa (vía sorbitol) de uso no alimentario y mediante un proceso de síntesis desarrollado por TECNALIA completamente sostenible. Su principal ámbito de aplicación sería como intermedio clave alternativo, sostenible y biodegradable en la fabricación de policarbonatos y poliuretanos libres de isocianatos (compuestos altamente tóxicos), cuyo mercado global se estima en unos 100.000 millones de dólares americanos en 2021.

¿Cuáles son las principales ventajas de este compuesto? ¿Qué implicaciones tiene desde el punto de vista ambiental?

Destacan su versatilidad y enorme potencial de aplicación en la fabricación de policarbonatos y poliuretanos destinados a uso como adhesivos, recubrimientos e incluso en aplicaciones biomédicas. Su estructura bicíclica no aromática le permitirá competir y sustituir a isocianatos empleados actualmente como MDI y TDI manteniendo las propiedades mecánicas de los materiales y evitando problemas de amarillamiento asociados a la exposición a la radiación solar. La IBMC está diseñada, entre otras aplicaciones, para fabricar poliuretanos libres de isocianatos hecho que, junto a su proceso de fabricación sostenible y eficiente sin el empleo de sustancias tóxicas, le proporciona una gran ventaja competitiva y la hace respetuosa con el medioambiente.

IMAGEN: Doctor Eduardo J. García-Suárez Crédito: TECNALIA

¿Cuándo se prevé que esté en el mercado? ¿Se han realizado estudios o indagaciones prospectivas sobre su potencial acogida?

Su grado actual de desarrollo, en inglés "Technology Readiness Level" (TRL) es 4 y estamos en fase de escalado a planta piloto, es decir, al siguiente nivel, TRL 5. Debido a que el proceso se realiza en condiciones moderadas de reacción (1 bar, <90 ºC) y no requiere equipamiento especial su escalado es fácilmente viable y esperamos que pueda comercializarse en unos 5 años. En este sentido, solo faltaría el impulso de una empresa que apueste e invierta en fabricar IBMC a escala industrial. Actualmente, hay tres empresas interesadas en ensayar materiales poliméricos basados en IBMC.

¿Será el valor añadido el factor más importante a resaltar para su comercialización?

Evidentemente, el valor añadido que aportaría al mercado a través de la potencial aplicación de sus polímeros derivados en sectores de mercado de gran volumen como, por ejemplo, los recubrimientos industriales, adhesivos o biomedicina (catéteres antitrombóticos-antimicrobianos) ha sido, y es, clave para que TECNALIA apostase por esta molécula y su comercialización. También es clave su origen bio, su proceso de fabricación sostenible y su falta de equivalentes de procedencia fósil. Ambos factores permitirán que las empresas compaginen negocio con responsabilidad medioambiental, clave para la competitividad empresarial.

¿Bajo qué modelo de negocio sería deseable operar?

Esto depende en gran medida de la estrategia de las empresas interesadas en producir IBMC. En TECNALIA estamos abiertos a escuchar propuestas, aunque en principio trabajamos con dos modelos: 1) venta de la tecnología patentada y 2) desarrollo con riesgo compartido, donde TECNALIA como proveedor de tecnología, se implica como socio participando en el capital con su tecnología y capacidad para mejorarla a cambio de una participación en las ventas. Este último modelo es muy atractivo para las empresas pues permite limitar el riesgo. En cualquier caso, en cuanto al modelo de negocio, invito a los potenciales interesados en este desarrollo a ponerse en contacto con nuestro compañero Jesús Torrecilla de TECNALIA VENTURES como responsable de la comercialización de nuestras tecnologías y negociaciones con la industria.

¿Cuál es el mayor argumento para atraer inversión?

Una oportunidad de negocio en la comercialización de una nueva molécula con 1) el marchamo de "sostenible"; 2) amplio potencial de aplicación en el campo de los policarbonatos y poliuretanos libres de isocianatos; 3) un proceso de fabricación protegido por patente (EE. UU., Europa y Japón) y 4) ausencia de competidores en su fabricación, lo que permitirá un rápido posicionamiento de liderazgo en el mercado.

Inscríbase a la newsletter
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.

CHEMICAL NEWS

Plásticos y medio ambiente: problemas y soluciones

Leer más >>

CHEMICAL NEWS

Rechazo de los transformadores de plástico a los presupuestos de la Comisión Europea

Leer más >>

CHEMICAL NEWS

Entrevista Amaplast

Leer más >>