Notas de prensa - Entrevistas

09 septiembre 2021

Entrevista al gerente de Arburg España y Portugal, Martín Cayre

"Muchas empresas de diversos sectores van a invertir en la modernización y ampliación de su parque de máquinas"

Arburg, fundada en 1923 en Alemania como fábrica de instrumentos médicos de precisión, es el ejemplo de empresa que ha sabido evolucionar y adaptarse a los tiempos. En la actualidad, Arburg es especialista en la fabricación de máquinas de inyección de alta calidad para la transformación de plásticos.
 
Pregunta: ¿Qué caracteriza a Arburg frente a otras compañías del sector? 
 
Respuesta: ARBURG no es solo un fabricante de máquinas de inyección de plástico, sino un partner tecnológico y de sistemas, que puede ofrecer mucho más que inyectoras Allrounder y Freeformer para la fabricación aditiva industrial. Nosotros somos pioneros en muchos temas de futuro y acompañamos a nuestros clientes de forma individual en su camino hacia la digitalización, la sostenibilidad y la eficiencia en la producción.
 
También nos diferenciamos de otras empresas con nuestra central de producción e I+D en Lossburg (Alemania), con una producción propia superior al 60%. Ejemplos destacados son nuestro mando orientado al futuro Gestica y el sistema de transmisión de engranajes planetarios, que hemos desarrollado nosotros mismos para nuestras máquinas de inyección. Además, nuestro software MES de gestión de una fábrica de inyección (ALS), sistema de robot propio Multilift y una elevada competencia en proyectos llave en mano, así como el desarrollo de procesos de inyección innovadores como la inyección directa de fibra larga FDC para la construcción ligera o el ARBURG Plastic Freeforming (APF) para la fabricación aditiva industrial. Aparte del innovador mando Gestica, nuestro portal de clientes "arburgXworld" es el más avanzado en el mercado. Este know-how tan extenso nos hace únicos en el sector.
 
¿Cómo ha pasado una empresa familiar como Arburg a convertirse en un gigante mundial del sector del plástico?
 
ARBURG, desde siempre, ha mostrado un espíritu innovador y orientado al largo plazo. Ya en 1961, Karl Hehl tuvo la innovadora idea de una máquina de inyección con el cierre pivotante y la unidad de inyección intercambiable entre posición horizontal y vertical. El Allrounder era un nuevo hito en la tecnología de inyección: era la primera máquina del mundo que disponía de 7 posiciones de trabajo y abría el camino para la tecnología de inyección multicomponente. En 1993 introducimos en el mercado el mando SELOGICA, que con la secuencia de programación gráfica y el control de plausibidad del proceso fue un éxito. 2016 fue un nuevo hito con el lanzamiento del mando Gestica que suponía de nuevo elevar el listón. Un desarrollo revolucionario fue el Freeformer en 2013, que abría nuevas posibilidades en la fabricación aditiva de piezas de plástico.
 
Fuerza innovadora, nuevas soluciones inteligentes y sistema de producción eficientes nos distinguen hasta el día de hoy y permiten al cliente estar preparados para el futuro y adelantarse a la competencia. En la mirada hacia el futuro ayuda mucho que seamos un empresa familiar con independencia financiera y política.
 
Arburg lleva más de 30 años en España. Dada su trayectoria, ¿qué balance hacen del mercado español? 
 
Nuestras actividades en España incluso comenzaron antes, concretamente en 1962 con el suministro de la primera inyectora en el país. En 1989 fue fundada la filial para poder dar una mejor atención a los clientes, desde 1997 también con delegación en Portugal. Con los centros tecnológicos de Madrid y Barcelona estamos muy bien posicionados, cada uno con su showroom, en los que disponemos de máquinas Allrounder para realizar pruebas de clientes y cursos de formación. Adicionalmente tenemos nuestro Servicio de Recambios y Servicio Técnico. 
 
Observamos una demanda cada vez mayor por soluciones de automatización llave en mano que realizamos con colaboradores locales, también la demanda de máquinas eléctricas más eficientes y productivas ha crecido de forma continua.
 
Estamos viviendo un escenario complicado desde la aparición del coronavirus, ¿cómo está viviendo Arburg este periodo tan complejo? 
 
El mayor desafío es evitar paradas de producción y poder asegurar el suministro al cliente. Estamos orgullosos de que hasta el momento hemos podido cumplir con esta premisa. Esto nos ha demostrado que la estrategia de una producción centralizada en Lossburg y una red mundial de Ventas y Servicio Postventa es la correcta y más segura. Nos estamos beneficiando del elevado porcentaje de producción interna y cadenas de suministro cortas y estables.
 
¿Cuáles son sus objetivos de cara al futuro? ¿Y cómo ven el futuro del sector?
 
Vamos a continuar desarrollando nuestros programas arburgXworld y arburgGREENworld en aras de una mayor digitalización, ahorro de recursos y sostenibilidad. También contamos con que la complejidad de las máquinas y proyectos llave en mano siga in crescendo. 
 
¿Creen cercana la recuperación, una vez superada la pandemia?
 
Pensamos que sí. De hecho, ya vemos a día de hoy un significativo aumento de la demanda. Muchas empresas de diversos sectores van a invertir en la modernización y ampliación de su parque de máquinas. Y es que muchas empresas todavía se tienen que poner al día.
 
Ya, por último, ustedes son unos fieles expositores de Equiplast. ¿Qué esperan de Equiplast 2021?
 
Nuestro equipo está deseoso de que comience la feria. Después de tanto tiempo sin una feria presencial de verdad, estamos muy contentos de poder saludar personalmente a nuestros clientes y clientes potenciales. También tenemos la impresión de que nuestros clientes tienen mucho interés en volver a asistir a una feria presencial. Nuestro equipo está muy motivado y espero que sea una edición exitosa para todos.
 
Barcelona, septiembre de 2021
 
Edu Pérez Moya
93 233 21 66
eperezm@firabarcelona.com